Cuidados especiales, recuperación tras un derrame cerebral

Basados en estadísticas, los médicos especialistas afirman que más del 40% de los pacientes recuperan totalmente su calidad de vida, esto es debido a una identificación temprana de los síntomas, el tratamiento y rehabilitación que haya realizado el paciente. Un derrame cerebral se desarrolla cuando hay una interrupción en la circulación de la sangre al cerebro. Es conocido también como accidente cerebro-vascular, apoplejía o “ataque de cerebro”, hay dos tipos principales de derrame cerebral:

  • Embolia: Si un vaso sanguíneo se bloquea con un coágulo u otra partícula
  • Hemorragia cerebral: Si el vaso sanguíneo se rompe y sangra, se llama una hemorragia cerebral.

 Cuidador profesionales

Cuidadores especializados y atención profesional

Quien sufrió un derrame cerebral necesita ser atendido por profesionales que lo apoyen en su recuperación, que realicen un programa continuo en busca de la estimulación del habla, los trastornos visuales y las actividades de la vida diaria.  Los especialistas en cuidados de adultos mayores y en particular aquellos formados para atender a pacientes que sufrieron derrames cerebrales opinan que se debe trabajar el aspecto psicológico y fomentar en los pacientes el ánimo por volver a ser autosuficientes y recuperar sus sentidos lo más posible.

El apoyo de los amigos y familiares es sumamente importante, se requiere mucha  paciencia y dedicación, así mismo conocimiento y experiencia de los tratamientos más adecuados, es por ello que se recomienda contar con una persona que apoye en el cuidado del paciente, que realice el programa de rehabilitación marcado por el profesional médico y apoye con ejercicios que mejoren su memoria, así como ejercicios físicos que le ayuden a mejorar su movilidad.

Algunos consejos para tener en cuenta

  • En el domicilio, tal vez se requiera ajustar los cambios de nivel con rampas y si hubiese escaleras en el interior de la casa, el acoplamiento de una silla al pasamanos sería útil.
  • Utilizar sillas altas que tengan reposabrazos y respaldo firme, para sentarse.
  • Si se utiliza sillas de ruedas, ésta debe tener siempre freno fácilmente accesible y que los apoyapiés y brazos sean fáciles de usar.
  • Para dormir, se recomienda un colchón duro y valorar la colocación de una barra para facilitar el poder sentarse.
  • Para el momento de vestirse se recomienda contar con toda la ropa de una forma ordenada y colocada según el orden de su uso. Al principio es mejor utilizar prendas de vestir prácticas y sueltas, (pants, ropa con elástico y cierres, evitar botones y cordones en los zapatos, intentar usar tenis con velcro.
  • La alimentación se procurará que sea una alimentación sana, con bajo contenido en grasas y colesterol y un adecuado aporte de verduras y fruta, se tendrá en cuenta el concejo de los profesionales, ya que en algunos casos esta enfermedad se asocia también a otras como diabetes, hipertensión, etc.

Estos y muchos consejos más son los que nuestros especialistas han compartido con nosotros sobre su experiencia en el cuidado de adultos mayores, contar con la ayuda de profesionales mejora la calidad de vida de los pacientes y sus familiares.

Cuidados especiales, recuperación tras un derrame cerebral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>